Vacunarse contra la hepatitis B. Prevenir infecciones de hepatitis C. Limitar el consumo de alcohol. Encontrar y tratar enfermedades hereditarias que causan cirrosis.
Prevención

Cáncer de Hígado

Colabora
Prevención
Ayuda
Información
¿Qué es? El hígado es el órgano interno más grande del cuerpo, y debido a que realiza tantas funciones vitales, es imposible vivir sin él. El hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo. Se ubica en la región abdominal superior derecha, bajo las costillas falsas, es de un color marrón rojizo oscuro, mide aproximadamente 26 por 15 cm -de la parte delantera a la trasera- y pesa alrededor de 2 kg.  El hígado cumple funciones vitales para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, como son: La producción de bilis, la producción de proteínas y colesterol, regulación de los niveles en la sangre de aminoácidos, transformación del amonio tóxico en urea, depuración de la sangre de sustancias tóxicas, regulación de la coagulación de la sangre, fortalecimiento de la inmunidad para hacer frente a infecciones y eliminación de bacterias de la sangre.               Causas y factores de riesgo La infección crónica de los virus de hepatitis B o C incrementa el riesgo, así como el consumo de esteroides anabólicos, la edad y la exposición a ciertas toxinas y químicos. Aproximadamente el 5% de las personas que tienen cirrosis llegan a desarrollar cáncer de hígado, independientemente de si la enfermedad fue causada por abuso del alcohol, por un trastorno genético que causa la acumulación de hierro en el hígado o alguna otra causa. Otros factores que pueden aumentar el riesgo de problemas en el hígado incluyen:  ·	Sobrepeso y obesidad ·	Diabetes ·	Altos niveles de triglicéridos en la sangre ·	Hígado Graso. ·	Consumo excesivo de alcohol ·	Ciertas hierbas y suplementos ·	Ciertos medicamentos recetados ·	Sexo sin protección ·	Perforaciones en el cuerpo ·	Tatuajes ·	Inyección de drogas con agujas compartidas ·	Trabajar con químicos o toxinas sin seguir las medidas de seguridad ·	Un trabajo que te expone a la sangre y fluidos corporales de otras personas ·	Transfusiones de sangre antes de 1992  Síntomas Entre los síntomas de cáncer de hígado están: pérdida inexplicable de peso, fatiga, sentirse lleno después de comer poco, falta de apetito, dolor abdominal persistente, inflamación del área estomacal, coloración amarilla en la piel y ojos y una masa que puede sentirse en el hígado.  Tratamiento El tratamiento del cáncer de hígado puede ser difícil debido a que es un órgano vital y muchas de las enfermedades que causan cáncer debilitan al hígado. Cuando no es posible una cura, el tratamiento puede ayudar a aliviar síntomas y mejorar la calidad de vida. Hay tres estrategias principales de tratamiento: 1. La cirugía: para eliminar una porción del hígado: es la única forma de realmente curar el cáncer de hígado. Si el cáncer se ha extendido más allá del hígado, no es posible curarlo con cirugía. La criocirugía, en la que el tumor literalmente es congelado hasta matarlo, también ofrece una nueva esperanza en algunos casos. Los transplantes de hígado son una opción para pacientes en las primeras etapas del cáncer. 2. Radiación  3. Quimioterapia   Detección  El cáncer de hígado puede detectarse con análisis sanguíneos, ultrasonido, tomografía, resonancia magnética y biopsia.
La radioembolización es una alternativa eficaz para el tratamiento de los tumores hepáticos. Antonio lo sabe bien; gracias a esta técnica pudo esperar al trasplante de hígado con calidad de vida.   La radioembolización contra el cáncer de hígado: Historia testimonial.
Enlace: Noticia
Fuente: ABC
Quiero recibir las últimas noticias:
SÍGUENOS
Hombre
Mujer
He leido y acepto los términos y condiciones de este formulario
Inicio
Nosotros
Galería
Blog
Contacto