El cáncer de colon, pulmón, mama y próstata fueron los principales contribuyentes en todas las zonas del planeta (oscilando entre el 18 y el 50% del total); mientras que los cánceres relacionados con las infecciones, como el cáncer de hígado, el de estómago y el cervical abarcaron mayor número de porcentaje en Asia Oriental y Africa Subsahariana.  Y a pesar de lo que se cree, un mejor acceso al tratamiento de alta calidad en los cánceres comunes, no mejoró su supervivencia. ¿La conclusión? Los expertos están de acuerdo en que la prevención juega un papel importantísimo a la hora de reducir las pérdidas que produce el cáncer a nivel mundial.  ¿Qué es el cáncer? El cáncer es un grupo de enfermedades caracterizadas por el crecimiento incontrolado y la propagación de células anormales. Si la propagación no es controlada, se puede producir la muerte.                 El cáncer es causado por elementos  externos (el tabaco, los organismos infecciosos, la mala alimentación, los productos químicos y la radiación), aunque también pueden intervenir factores internos (mutaciones heredadas o genéticas, hormonas, condiciones inmunológicas y cambios que se producen a partir del metabolismo). Estos agentes que lo causan pueden actuar juntos o en secuencia para iniciar o promover el desarrollo del cáncer. Frecuentemente pasan diez o más años entre la exposición a los factores externos y cuando se detecta el cáncer.  Es importante que sepas reconocer sus síntomas  Hay más de cien tipos de cáncer. Cualquier parte del cuerpo puede verse afectada, de allí que haya una  amplia variedad de síntomas que podrían indicar su presencia. Estos son algunos de los síntomas principales: ·	Un engrosamiento o bulto en el seno o en cualquier otra parte del cuerpo ·	Un lugar nuevo o un cambio en un lunar existente. ·	Una llaga que no sana ·	Ronquera o una tos que no se quita ·	Cambios en los hábitos del intestino o de la vejiga ·	Malestar después de comer ·	Dificultad para tragar ·	Aumento o pérdida de peso sin una razón conocida ·	Sangrado o secreción inusual ·	Sentirse débil o muy cansado Generalmente la presencia de uno de estos síntomas no indica necesariamente que se haya desarrollado un cáncer. Algunas de las molestias pueden deberse a tumores benignos. Sin embargo, como en sus etapas iniciales el cáncer no causa dolor, lo mejor es ir al médico si notas cualquiera de estas señales o cualquier cambio significativo en tu salud. ¿Se puede prevenir el cáncer? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los cánceres de más impacto en la salud pública, como los de mama, del cuello del útero (o cérvix) y colorrectal, se pueden curar si se detectan a tiempo y si se tratan adecuadamente. La OMS también indica que más del 30% de los cánceres se podrían prevenir, tomando estas medidas:  ·	Evitando el tabaco (que es la principal causa prevenible de cáncer a nivel mundial). ·	Ingiriendo alimentos sanos (disminuyendo el consumo de carnes rojas y alimentos procesados y aumentando el consumo de frutas, legumbres y vegetales, por ejemplo). ·	Realizando algún tipo de actividad física. ·	Moderando el consumo de alcohol y la exposición al sol. ·	En los países en desarrollo, hasta un 20% de las muertes por cáncer podrían prevenirse mediante la vacunación contra el virus de la hepatitis y el virus del papiloma humano.  Proponte desde hoy mismo cambiar  los hábitos que pueden aumentar tu riesgo de contraerlo y adopta los hábitos saludables que te protegen de él. Contra el cáncer la prevención será tu mejor seguro de vida.

¿Sabías que?

Colabora
Prevención
Ayuda
Información
 
Fuente: vidaysalud.com
Enlace: Noticia
Quiero recibir las últimas noticias:
SÍGUENOS
Hombre
Mujer
He leido y acepto los términos y condiciones de este formulario
Inicio
Nosotros
Galería
Blog
Contacto